Este martes 12 de febrero, en Coldeportes Nacional, los gobernadores de Caldas, Quindío, Risaralda y los alcaldes de sus ciudades capitales, Manizales, Armenia y Pereira; radicaron oficialmente la propuesta para ser la sede de los XXII Juegos Deportivos Nacionales y VI Juegos Deportivos Paranacionales en 2023

Ante el director de Coldeportes, Ernesto Lucena, se expusieron las bondades y ventajas de la región cafetera para ser la organizadora de las justas, junto al Valle del Cauca, que se suma a la candidatura con el Lago Calima, para las competencias en aguas abiertas.

“Tenemos todo en escenarios deportivos, organización logística con hoteles, restaurantes, vías, 4 aeropuertos, 3 terminales, 134 rutas de transporte y todo lo que se requiere para la realización de los Juegos”, indicó el Alcalde de Manizales, José Octavio Cardona León.

Con el lema ‘Eje Cafetero Mejor Juntos’, los gobernantes de la región quieren demostrar que se cuenta con todo para que las justas sean ejemplo de organización deportiva. A la cita en la capital del país también asistieron los secretarios de deporte de los 4 departamentos y sus municipios capitales.

“Queremos que sea una decisión transparente y que el país tenga la tranquilidad de que será una determinación técnica, para elegir a la región que albergue el evento”, dijo Ernesto Lucena, Director de Coldeportes Nacional.

En 1988 los Juegos Deportivos Nacionales se celebraron en los departamentos de Quindío, Risaralda, Caldas, Tolima y Córdoba. Hoy, 31 años después, el Eje Cafetero se muestra como una región más sólida y competitiva de cara al sueño de ser la sede organizadora en 2023.

TOMADO DE BOLETIN DE PRENSA